BIOFOOD, Naturalmente

Nuestra invitada especial, Francisca Figueroa, nos cuenta hoy cómo alcanzar:

Fruta-y-verdura-bio-dan-cristian-padure-unsplash

Con el nuevo año llegan los nuevos propósitos, por ello en este 2022 te invito a que pongas en práctica un nuevo estilo de vida bio incorporando y consolidando nuevos hábitos de vida que no solo te beneficien a ti sino al mayor número de seres vivos, a la vez que cuidas del planeta Tierra, el hogar de todos.

En este 2022 que tu acción beneficie a todos.

Una vida en armonía con el planeta

En la sociedad actual en la que vivimos inmersos puedes entrar en una espiral de consumo en la que la insatisfacción continua está asegurada, pues cuando parece que por fin has conseguido aquello que tanto anhelabas, no tarda mucho en surgir nuevamente ese sentimiento de carencia. Por esta razón, antes de comprar algo pregúntate si de verdad es útil o si es bello. Intenta que cumpla estos dos requisitos, así no acabarás comprando cosas que verdaderamente no aportan valor a tu vida.

Sal de la espiral de consumo tan perjudicial para todos.

Opta por reducir el consumo de plásticos, lleva siempre tu propia bolsa de un material reciclable a la compra. Consigue botellas de cristal para almacenar tu bebida, y recipientes de cristal para conservar los alimentos. De este modo, no sólo estarás contribuyendo a una vida en armonía con el planeta, sino que estarás mejorando tu bienestar personal, pues evitarás que las sustancias tóxicas de determinados plásticos entren a formar parte de tu torrente sanguíneo.

Elige, siempre que puedas, ir caminando a los sitios, en bicicleta o trasporte público antes de coger el coche de una manera automática. Un estilo de vida sedentario te puede ocasionar problemas de salud y además los gases contaminantes de los vehículos hacen que el aire de nuestras ciudades se vuelva en ocasiones casi irrespirable.

Apuesta por una alimentación ecológica y libre de tóxicos que tanto perjudican al medio ambiente. Consume productos de temporada pues la madre naturaleza sabe perfectamente lo que necesitas en cada momento y locales de modo que contribuyas a la riqueza de la zona, evites la pérdida de nutrientes y disminuyas la huella de carbono.

Una vida en armonía con el resto de seres vivos

Come menos proteína de origen animal y alimentos procesados de baja calidad. Con este tipo de cambios no sólo estarás actuando en armonía con el resto de seres vivos, sino que a su vez estarás potenciando tu propia salud mediante una alimentación más alcalina y sátvica. Opta por una alimentación con comida natural sin adulterar, mediante cocciones suaves para mantener sus propiedades. Disfrutar de ir al mercado o hacer tu pedido on line en base a una planificación de un menú semanal con productos saludables te alejará de las enfermedades.

Cocinar es amar.

Por otra parte, optar por una alimentación más basada en alimentos de origen vegetal mejorará tu digestión y te traerá mayor claridad mental. Además, estarás contribuyendo a evitar el sufrimiento de los animales que son criados en granjas como productos de consumo, al no ingerirlos evitarás su sufrimiento y la proliferación de este tipo de industria. Siempre que optes por un consumo de productos de origen animal que sea de animales felices, criados en contacto con la naturaleza y que hayan tomado una buena alimentación.

Evita los alimentos procesados ricos en aceite de palma refinado, el cual no solo va provocando un paulatino deterioro de tu salud, sino que también está deforestando el hábitat de especies, destruyendo su hogar a cambio de nuevas plantaciones de palma.

Consume harinas ecológicas, muchos de los problemas achacados al gluten vienen por no respetar el tiempo de fermentación del pan y el secado de cereales en climas fríos con glifosato, un veneno que puedes acabar ingiriendo.

Elige siempre que puedas productos bio, especialmente compra aceites de buena calidad, ya que es en las grasas es donde más se acumulan sustancias tóxicas.

Respeta toda forma de vida y su hábitat. Deja cada espacio natural que visites tal cual te lo encontraste. Cuando disfrutes de la playa, de un merendero o de un paraje natural, deja el lugar con la paz y la limpieza con la que te lo encontraste para que otro ser vivo pueda disfrutar de él.

Una vida en armonía con tu propia naturaleza

¿Y si empezaras el año identificándote más con el espíritu y menos con la materia? ¿Y si trabajases cada día por traer más las cualidades de luz, amor y paz a tu vida? ¿Y si dejases de sentir miedo para sentirte más libre, de verte como un ser aislado, pequeñito y carente para poder verte desde tu grandeza, abundancia y la unión con todos y con todo?

En verdad no tienes que consumir tantas cosas para ser feliz, para verte bien pues la felicidad es tu naturaleza. Opta por un consumo selectivo y responsable. De este modo ¿Cómo vas a vivir en un estado de anhelo continuo cuando te sientes completo? ¿Cuándo sientes que ya lo tienes todo?

Te invito a que tomes consciencia de todos los regalos que te ofrece la vida desde que te despiertas. La luz, el olor, los colores en la naturaleza te son dados, para que los disfrutes aquí y ahora. Cuando asumes un estilo de vida bio la naturaleza te provee de todo lo que necesitas para sentirte bien.

La naturaleza te ama y te sana.

No hace falta seguir el sendero que te dicta la sociedad para ser feliz. A diferencia de los animales, tú puedes elegir en todo momento. Los animales siguen su instinto para perpetuar la especie. Pero actualmente el planeta está sufriendo una sobrepoblación en cuando a número de personas. No eres un animal, puedes elegir si quieres tener hijos o no. No necesitas ser padre o madre para ser feliz, para perpetuar la especie, aunque como experiencia vital puede ser maravillosa.

La mejor contribución que puedes hacer a este mundo no es reproducirte sino realizarte como ser humano. Donde tus sutiles vibraciones de amor y compasión acaben con la negatividad y el egoísmo que están destruyendo nuestro planeta y nuestras verdaderas cualidades como seres humanos.

Conclusión

Espero te haya sido provechoso lo expuesto sobre un nuevo año, una nueva vida bio. Es más urgente que nunca salir de una mentalidad egoísta y darnos cuenta que sólo cuidando de los demás y de este maravillo planeta Tierra estaremos cuidando de nosotros mismos.

Para terminar, te invito a que durante este nuevo año llenes tu cesta de la compra con productos bio y de calidad. Recuerda que no es un gasto sino una inversión en tu salud, tu bienestar y tu vitalidad.

Espero nos volvamos a encontrar pronto. ¿Te gustaría disfrutar de más momentos y consejos de bienestar? Me puedes encontrar en tuplandebienestarpersonal.com

¡Cuídate mucho!

Francisca Figueroa

 

Foto cortesía de Dan-Cristian Pădureț, Unsplash.

 

Si te ha gustado lo que has leído, ¡regístrate y recibe bionoticias, recetas y mucho más!

4.6 5 votos
Valoración
Recibe BioNoticias
Notificarme
guest
1 Comentario
Anteriores
Posteriores Más valorados
Comentarios en texto
Ver todos los comentarios
Jose Angel
2 Años

Año nuevo. Sigo con mi vida bío.
Invertir en salud, bienestar…. a través de la alimentación, es la mejor manera de cuidarse uno así mismo. Y si los alimentos consumidos son obtenidos de agricultura y ganadería ecológica. Además de cuidarnos estamos cuidando nuestra tierra, nuestro planeta.
Como consumidor de productos ecológicos, puedo decir alto y claro:
¡SOY BÍO!

1
0
Nos encantaría conocer tu opinión, ¡Déjanosla!x