Para conseguir unos platos con sabor y personalidad, no hacen falta procesadas salsas llenas de grasas trans, hidrogenadas y otros ingredientes nocivos.

Solo necesitas algunos ingredientes básicos pero de suprema calidad, para hacerlas en casa. Aceite de Oliva Virgen Extra y vinagres Bio, además de salsas simples ecológicas de soja, mostaza, tomate o mayonesa es todo lo que necesitas.
¡Fomenta tu creatividad a la vez que cuidas tu salud!